El autismo es un trastorno del desarrollo que típicamente aparece durante los primeros tres años de la vida. Es un trastorno neurológico que afecta el desarrollo del cerebro, resultando en dificultades de comunicación, aprendizaje, e interacciones sociales. El autismo es uno de los desordenes dentro del grupo de trastornos del espectro autista (ASD), que también se llaman trastornos generalizados del desarrollo e incluyen el síndrome de Asperger y el trastorno generalizado de desarrollo no especificado de otra manera (PPD-NOS).

¿Cuales son los síntomas comunes del autismo?
Comunicación: El lenguaje tarda en desarrollarse o no se desarrolla nunca. No usan gestos o son limitados y atípicos. En algunos casos el lenguaje se desarrolla y después se pierde.
Interacción Social: El niño no muestra interés en tener amigos; inicia interacciones sociales solo para resolver una necesidad inmediata; y no comparte las experiencias con otros.
Comportamiento: Movimientos repetitivos o uso de objetos; El niño se obsesiona con alguna cosa, idea, o persona; tiene dificultad con los cambios en el entorno o transiciones de una situación a otra; tiene berrinches frecuentes; y comportamiento agresivo o se daña sí mismo.

¿Cuales son las indicaciones que aparecen primero?
• No balbucea o gorgoje a los 12 meses.
• No hace gestos (saludando, agarrando, o señalando) a los 12 meses.
• No puede decir palabras simples a los 16 meses.
• No puede decir frases de dos palabras a los 24 meses.
• Tiene una perdida de lenguaje o capacidades sociales a cualquier edad.

¿Cuantas personas padecen de autismo?
Según las investigaciones del Centro de Control de Enfermedades del Estados Unidos, uno de cada 150 nacimientos es una persona con autismo. Sólo el retraso mental es una discapacidad seria más prevalente que los trastornos del espectro autista. El autismo es cuatro veces más probable en los niños padecen que en las niñas.

¿Cómo se diagnostica el autismo?
Aun no existe un examen médico para diagnosticar el autismo, pero cuando los padres están preocupados con el desarrollo de su hijo, deben consultar a su pediatra. El médico puede asegurar que no hay problemas médicos, como problemas de oído. Antes de dar el diagnóstico de autismo a un niño, debe ser evaluado por un especialista de autismo. El especialista podría ser psicólogo, psiquiatra, neurólogo infantil, o pediatra del desarrollo, y debe tener especialidad en el diagnóstico y tratamiento de los trastornos del espectro autista.

El diagnóstico de autismo se da cuando ciertos criterios enumerados según el Manual de Diagnosis y Estadísticas de Trastornos Mentales IV (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders IV) se presentan en niveles que no son no apropiados para la edad del niño. Los niños que presentan algunos de los síntomas de autismo, pero no suficientes para ser diagnosticados con autismo, son frecuentemente diagnosticados con el desorden generalizado del desarrollo – no específico (PPD-NOS), aunque tengan muchos síntomas similares a los de los niños con autismo.